NOTICIAS

Peña Nieto asegura que su patrimonio es legal: «Expreso mi confianza en la justicia»

El expresidente mexicano, Enrique Peña Nieto, respondió a las acusaciones que lo señalan por haber sido beneficiado por un esquema de operaciones financieras irregulares realizadas entre México y España.

En sus redes sociales, el exmandatario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) afirmó que su patrimonio es legal y que está dispuesto a colaborar con las autoridades mexicanas para aclarar la denuncia presentada en su contra ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Enrique Peña Nieto —que gobernó México de 2012 a 2018— es investigado por presuntamente haber recibido transferencias bancarias por 26 millones de pesos (1,2 millones de dólares) desde México hasta España, a través de un entramado financiero posiblemente irregular, según información recopilada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de México.

De acuerdo con las autoridades del país latinoamericano, un familiar le transfirió a Peña Nieto esa cantidad en tres montos: 16 millones en agosto de 2019, 5 millones en octubre de 2021 y 5 millones también en ese mes.

«Estos recursos fueron transferidos por una familiar consanguínea desde una cuenta en México hacia España. Además, dicho familiar aplicó estas operaciones con un hermano del exmandatario al enviarle cheques por la cantidad aproximada de 29 millones de pesos. La familiar consanguínea registró retiros por 189 millones y depósitos por la cantidad de 47 millones de pesos entre 2013 y el año 2022», explicó Pablo Gómez, titular de la UIF.

El Gobierno de México, a través de la UIF, asegura que el también exgobernador del Estado de México está vinculado a dos empresas que han cometido irregularidades fiscales y financieras. Las autoridades no revelaron el nombre ni las razones sociales de dichas compañías.

Según la UIF, Peña Nieto y sus familiares son accionistas de la «empresa A», desde la cual se llevan a cabo «operaciones por montos elevados». De acuerdo con las investigaciones, esta firma existe desde que el priista era presidente de México. Desde la «empresa A» salieron más de 35 millones de pesos (1,7 millones de dólares) a la cuenta bancaria de un familiar de Peña Nieto, indican las pesquisas.

Sobre la «empresa B», las autoridades aseguran que también es una compañía familiar que incluso se creó antes de que Peña Nieto llegara al poder en 2012. Esta firma, presuntamente, tiene una «relación simbiótica» con una empresa trasnacional «que se benefició de contratos del Gobierno federal durante su Administración». La UIF concluyó que este gran corporativo firmó contratos con el Gobierno de Peña Nieto por un valor de más de 10.500 millones de pesos (unos 512 millones de dólares).

El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, ha acusado directamente al exmandatario Peña Nieto de haber recibido sobornos de Odebrecht, la firma brasileña acusada en varios países de corrupción.

El encarcelamiento y el juicio a los expresidentes de México fue una de las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador. Incluso en 2021 se realizó una consulta popular para enjuiciar a los exmandatarios del país. Esta es la primera vez que el Gobierno obradorista presenta una acción formal en contra de un expresidente.

Con información de Sputnik

Regresr a la lista

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.