OPINIÓN

De aquellos lodos, ni el polvo queda

Fueron los políticos del momento durante nueve años, la mayoría ocupó lugares destacados en el gobierno jalisciense.

Tuvieron su oportunidad, y la dejaron ir.

La desperdiciaron.

Embriagados en su soberbia y poder, pensaron que lo suyo siempre duraría, que siempre serían ellos.

Su ambición, les hizo deshacerse de piezas fundamentales en sus equipos, olvidaron acrecentar sus cuadros políticos.

Alguna vez, sus recursos económicos producto del presupuesto estatal, les hizo pensar eran invencibles, la realidad les cobró factura en 2018.

No pudieron, los de la foto, ganar la elección. Algunos, ni candidatura alcanzaron.

Hoy, son vistos como: los grandes perdedores.

De los más prepotentes, circulan cientos de anécdotas, donde terminan siendo ridiculizados por quienes las cuentan.

Y ahora, ahí están, diciendo que sacarán al PRI Jalisco del desprestigio, en qué algunos de ellos mismos, lo han sumido.

¿Cuánto les durará el ímpetu crítico a su partido, cuando vean que será de su dinero el que tengan que invertir? ¿Hasta dónde llegarán sus trabajos políticos, cuando vean que no hay «equipos» que trabajen por ellos y para ellos?¿El único que sigue con recursos y puesto público les seguirá el juego? ¿Los aguantará?

Dicen que vienen a rescatar a su partido de los caciques del pasado, sin reconocer que, son parte de ese cacicazgo.

El discurso político que en otro tiempo usaron, con sus acciones de gobierno lo pasaron a enterrar.

Fueron intrascendentes en su trabajo, señalados por su forma de administrar lo que no era suyo, se olvidaron de quienes les apoyaron, y hoy, quieren regresar.

Qué difícil ha de ser para el político que en su oportunidad lo tuvo todo, entender la terca realidad, cuando
«De aquellos lodos, ni el polvo queda».

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *