TEMA

FGR exonera de narcotráfico al general Cienfuegos por falta de evidencia en su contra

La Fiscalía General de México exonera de cualquier acción penal al exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos, acusado de narcotráfico por las autoridades de EEUU. El organismo no encontró evidencias de que el general tuviera vínculos con el narcotráfico, como argumentaron autoridades de EEUU.

Tras no encontrar ningún elemento en contra del general Cienfuegos, la Fiscalía decidió no iniciar ningún proceso penal, anunció el organismo en un comunicado. 

«Se llegó a la conclusión de que el general Salvador Cienfuegos Zepeda nunca tuvo encuentro alguno con los integrantes de la organización delictiva investigada por las autoridades norteamericanas; y tampoco sostuvo comunicación alguna con ellos, ni realizó actos tendientes a proteger o ayudar a dichos individuos», explica el comunicado de la Fiscalía mexicana.


​Responsable del Ejército desde 2012 a 2018, durante el gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto, Cienfuegos fue detenido el pasado 16 de octubre en Los Ángeles bajo acusaciones de participar en una red internacional de tráfico de drogas. Los fiscales aseguraron que ayudó al cártel del H-2 a traficar cocaína, heroína, metanfetaminas y marihuana mientras se desempeñaba como secretario de Defensa.

El Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador acusó a la agencia antidrogas estadounidense (DEA, en inglés) de haber incumplido un acuerdo de cooperación bilateral, por no informar de las pesquisas; y se comprometió a investigar con base en el expediente entregado por Washington.

Tras la detención del general, los fiscales estadounidenses indicaron que tenían mensajes que incriminan a Cienfuegos. Entre las comunicaciones, aseguraron, había mensajes en los que se identifica al general por nombre, título y fotografía. Según las autoridades de EEUU, los mensajes interceptados demostraban que Cienfuegos realizó gestiones para garantizar que el Ejército no emprendiera acciones contra ese cártel y que se lanzaran operativos contra grupos rivales a cambio de sobornos.

Sin embargo, el 18 de noviembre una jueza estadounidense accedió a retirar los cargos. Cienfuegos fue devuelto a México, donde las autoridades dijeron que sería investigado y procesado de hallarse evidencia en su contra, lo cual ahora la Fiscalía mexicana descartó.

Cienfuegos ha sido el exfuncionario mexicano de mayor rango en ser arrestado desde la captura en 2019 en Texas de Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública durante el mandato del presidente Felipe Calderón de 2006 a 2012, y quien se ha declarado inocente de cargos de narcotráfico.

Saga de la investigación y exoneración

El informe de la FGR, que encabeza el fiscal Alejandro Gertz Manero, reseña que desde el año 2013, durante la administración gubernamental del presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), la DEA inició una investigación sobre narcotráfico que involucraba al entonces secretario de la Defensa de México, general de división Cienfuegos.

Pero la Fiscalía subraya que se realizó «sin el conocimiento y sin la colaboración de dicha administración mexicana».


Esa investigación la continuó durante la presente administración que termina, del presidente saliente Donald Trump, «sin haber tampoco informado a las autoridades mexicanas sobre el caso», prosigue el documento.

Después de cinco semanas de haber sido detenido, aquel 15 de octubre de 2020, durante un viaje con su familia en el aeropuerto de Los Ángeles, la oficina del fiscal estadounidense Barr solicitó a la jueza de Nueva York que desestimara los cargos, y entregó a la FGR, «las pruebas que enviaron las autoridades norteamericanas respecto a ese caso».

El 9 de enero de 2021, el general Cienfuegos conoció las imputaciones hechas por las autoridades estadounidenses, «teniendo acceso a todo el expediente, como corresponde a esa fase procesal», indica el informe de la decisión.

A partir de esa fecha, la FGR «llevó a cabo todas las acciones necesarias para obtener las evidencias indispensables en este caso».


No obstante, los fiscales mexicano tampoco encontraron «prueba alguna de que hubiera utilizado ningún equipo o medio electrónico, ni que hubiera emitido orden alguna para favorecer al grupo delictivo señalado en este caso», afirma la oficina del fiscal Gertz Manero.

El departamento de Justicia estadounidense que encabezaba Barr, acusaba a Cienfuegos de haber transmitido órdenes a través de un dispositivo de telefonía celular marca Blackberry.

Finalmente, del análisis de su situación patrimonial y el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, la FGR concluye que «no apareció dato alguno o síntoma de obtención de ingresos ilegales o acrecentamiento de su patrimonio fuera de lo normal».

La decisión de no ejercer acción penal contra el general de cuatro estrellas Cienfuegos, exministro mexicano de la Defensa se basa, por lo tanto, «en los razonamientos y pruebas en la carpeta correspondiente».

El fallo fue emitido por la FGR a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada, y difundida a altas horas de la noche del 14 de enero.

Con información de Sputnik

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *