TEMA

Forenses identifican a tercer desaparecido de escuela de Ayotzinapa en México

Forenses de la Universidad de Innsbruck, con el apoyo del Equipo Argentino de Antropología Forense lograron identificar, en los restos de una vértebra lumbar, al tercer estudiante de la escuela de Ayotzinapa conocida desde la desaparición de 43 jóvenes en septiembre de 2014, informó la Fiscalía Especial para el caso.

«Podemos reportar con todas las instituciones del Estado mexicano involucradas en los hallazgos y traslados a la Universidad de Innsbruck, Austria, que la identificación es cierta de Jhosivani Guerrero de la Cruz», dijo el fiscal especial Omar Gómez Trejo, en un mensaje leído en un video, difundido a corresponsales extranjeros por la Fiscalía General de la República (FGR).

Hasta la fecha solo habían sido identificados dos alumnos, Alexander Mora Venancio y Christian Rodríguez Telumbre, a partir de restos óseos calcinados que fueron analizados en el instituto forense de Innsbruck.

La noche del 26 de septiembre de 2014 y madrugada siguiente, patrullas de varios municipios del estado de Guerrero (sur) atacaron en la ciudad de Iguala, a 220 kilómetros de la capital del país, a un centenar de jóvenes de la escuela de magisterio rural de Ayotzinapa que viajaban en cinco autobuses hacia la Ciudad de México, para participar en una manifestación.

El fiscal especial dijo que los restos de la vértebra humana «no presenta ninguna alteración térmica», lo que alude a que se descarta así la versión anterior de que los cuerpos de una gran cantidad de jóvenes fueron quemados en el basurero al aire libre en una barranca del pueblo de de Cocula, y sus restos habrían sido lanzados al arroyo San Juan al fondo de la quebrada en esa zona agreste.

Esa población es vecina de Iguala y, según la llamada «Verdad Histórica» elaborada por las anteriores autoridades del Gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto (2012-2018), los jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados al grupo delincuencial Guerreros Unidos, que los habrían asesinado, al confundirlos con un grupo rival en la zona montañosa.

Por su parte, el abogado de los familiares de los desaparecidos, Vidulfo Rosales, dijo el martes a periodistas, al salir de una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador en el Palacio nacional, que «los restos encontrados en el río San Juan en años pasados nunca fueron susceptibles de identificación».

Las identificaciones que se hicieron en años anteriores no tenían total certeza científica de que se tratara de Guerrero Cruz, y por lo tanto no se podían validar.

En cambio, «estos restos salieron de la Barranca de La Carnicería (cerca del basurero de Coocula), una búsqueda que se hizo en este periodo de tiempo y se encontró ahí, se trata de una vértebra», detalló el jurista.

El estudiante había sido parcialmente identificado en 2015, pero el nuevo proceso de identificación corresponde a búsquedas recientes posteriores a 2018, en las que participa el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, organizado por la Comisión Intermericana de Derechos humanos (CIDH), cuyo mandato fue cancelado en el Gobierno anterior y han regresado con una nueva convocatoria y autorización.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *