NOTICIAS

POR RESTRICCIÓN DE CIRCULACIÓN EN JALISCO, TRANSPORTISTAS ESTIMAN ROBOS POR MÁS DE 80 MDD

Por: Víctor Galindo «Vigaro»

A tres años de la entrada en vigor de la restricción de horarios de ingreso del transporte de carga a la zona metropolitana de Guadalajara, los transportistas ya recienten las afectaciones, «hemos tenido pérdidas millonarias, en un panorama en el que, además, no hay resultados de lo que se pretendía resolver con la medida. La contaminación sigue al alza en la ciudad, el estrangulamiento vial es cada vez más notorio y a todas horas, entre otras afectaciones que como consecuencia de la restricción registra la metrópoli y el gremio del autotransporte», señaló Alejandra Montes de Oca, encargada del área jurídica.

Por ello, la Confederación Nacional de Auto Transportistas de México, CONATRAM, solicitó a la autoridad que antes de hacer eco de la iniciativa del presidente municipal de Tlajomulco, Salvador Zamora Zamora, quien pretende la ampliación de la restricción de horarios, se demuestre con estudios profesionales, reales y comprobables, los resultados, ya sean benéficos o perjudiciales, de dicha medida.

«Lo hemos dicho hasta el cansancio, y lo reiteramos hoy: Las restricciones de horarios de ingreso a la ciudad, han provocado mayor estrangulamiento de la vialidad, pues al no contar con un parador donde esperar a que se haga la hora de entrada, los tráileres se estacionan a pie de carretera y esto provoca, mayor contaminación, embotellamiento vial y accidentes. Si la autoridad tiene un estudio real y profesional sobre ello, debería mostrarnos los resultados antes que permitir la ampliación absurda de las restricciones”.

A decir de los transportistas, lo menos que la autoridad puede hacer por el gremio, que ha aportado parte importante de su tiempo laborable, es que se informe de los supuestos beneficios alcanzados durante estos tres años de la restricción, y que si se comprueba que no hay mejoras en la contaminación, en la seguridad, en la vialidad y en el registro de accidentes, pues que se nos regrese a la normalidad ya que ese tiempo detenidos, nos genera pérdidas importantes, pues nuestros operadores tienen que estar parados con el riesgo de ser asaltados y estar en lugares inseguros, y sin los servicios necesarios para que puedan estar ellos esperando la hora de entrada”.

Asimismo, señalaron que, es necesario que se de un informe de la cantidad de accidentes ocurridos en este lapso, y en los que hubiesen participado los tráileres, diferenciando en cuáles se tiene la responsabilidad por parte de la unidad de carga, ya que no en todos los accidentes el transporte pesado es el responsable.

Hasta el momento, y a pesar de que han transcurrido tres años, la autoridad no ha dado a conocer el resultado de la medidas de restricción de acceso a la ciudad, mientras que, los transportistas sí podemos demostrar cuánto nos representa en costo, el no poder trabajar esa unidad durante tres horas diarias, porque nosotros ahí pagamos la mensualidad de lo que nos cuesta la unidad, el arrendamiento, el seguro, el tiempo laboral del operador, y esto es en definitiva una pérdida económica fuerte para el transporte directamente.

«No es posible que todo lo quieran resolver en base a prohibir la circulación», y argumentaron, «nos preguntamos si, el tener por tres horas a cientos de camiones parados en periférico ¿Es la solución? Sólo basta revisar muchas de las avenidas y calles de la ciudad donde no entra el servicio público federal, ni camiones de carga, como los carriles centrales de la Calzada Lázaro Cárdenas donde no circula una sola unidad de carga y diario está congestionada, de igual manera la avenida López Mateos o Vallarta y la glorieta Minerva que en algunos momentos ya es imposible circular. Asimismo, los invitamos a revisar también, los históricos de los niveles de contaminación de las diferentes zonas para darse cuenta que la medida no representa la solución a los problemas de la ciudad, y que más bien obedecen a una falta de infraestructura y planeación porque no se ha construido la infraestructura suficiente y el parque vehicular crece con el emplacamiento de alrededor de 300 a 400 unidades nuevas diarias».

Rechazamos el que se considere al transporte pesado como la causa de todos los problemas viales que sufre la ciudad, así como, la nueva ampliación de restricción de horarios que se nos pretende imponer, ya que, esto significaría que nos estarían robando 5 horas laborales que incrementarían gravemente nuestras pérdidas.

Calificaron de ser una medida descabellada la iniciativa del presidente municipal de Tlajomulco, Salvador Zamora, «es claramente una medida populista, y lamentablemente, sentimos que el funcionario público fue tentado por el diablo, para utilizar esta propuesta como plataforma política para irse posicionando rumbo a próxima elección».

En los dos últimos años, se han contabilizado 38 robo de unidades y sus cargas, en el municipio de Tlajomulco, algunas con cargas perdidas son electrodomésticos, acero, alimentos perecederos, entre otros, a decir de Carlos Flores, gerente de CONATRAM Jalisco, esto equivale a por lo menos 80 millones de dólares.

Lamentamos mucho que se satanice y culpe de todo a los autotransportistas, cuando lo que estamos haciendo con nuestro trabajo, es llevar las materias primas de los alimentos que las familias jaliscienses ponen en su mesa cada día. Hace falta mayor sensibilidad por parte de los políticos para que se tomen esta situación en serio, ya que restringir aún más nuestros horarios de trabajo podría redundar en escasez y encarecimiento de alimentos y otros insumos. Hacemos un llamado a la autoridad para que se tome en serio nuestro problema, y no se nos afecte aún más, concluyeron.

Regresr a la lista

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.