OPINIÓN

FESIJAL protesta contra el gobierno de Jalisco por pisotear la ley y la voluntad de la mayoría

En los últimos días, avenidas principales de nuestra ciudad han sido tomadas por afiliados a FESIJAL, como una protesta manifiesta ante las acciones que el Gobierno de Jalisco ha realizado para apoderarse de la representación sindical mayoritaria de los burócratas.

La reacción de los trabajadores se da después de diferentes acciones del gobierno del estado, según el líder de los manifestantes, Juan José Hernández Rodríguez, secretario general de FESIJAL, el secretario de gobierno Enrique Ibarra sería el operador principal de la imposición de un liderazgo sindical de burócratas a modo, que apoye los movimientos económicos propuestos en IPEJAL por la administración de Enrique Alfaro.

El 6 de mayo pasado, un acuerdo del Pleno del Tribunal de Arbitraje y Escalafón del Estado resuelve que, la Federación de Sindicatos Autónomos Federados tiene el número mayoritario de servidores públicos.

Sin embargo, según los documentos legales revisados por la FESIJAL, se pueden enlistar una serie de anomalías que muestran un conteo burdamente arreglado para beneficiar la federación afin al gobernador.

Un detalle importante a tomar en cuenta es la denuncia que el Magistrado presidente Felipe Alvarado presento a principios de enero, por falsificación de documentos realizada por los Magistrados Darío Larios y Víctor Salazar, con el fin de beneficiar a la SAFE.

Cuatro meses después de la denuncia, la Fiscalía Anticorrupción no ha avanzado en el caso.

Aún así, son los mismos Magistrados Darío Larios y Víctor Salazar, quienes intervienen en la designación de SAFE como federación mayoritaria, validando una vez más, la alteración de cifras sin ningún escrúpulo.

Una vez realizada la ilegal designación de SAFE como federación mayoritaria, rápidamente el gobierno del estado empezó a buscar el posicionamiento de SAFE ante los burócratas.

Para ello el gobernador Enrique Alfaro revivió las promesas de juicio a los responsables de las malas inversiones en IPEJAL, el 15 de mayo, buscando quedar bien con el magisterio y apoyando al cuestionado Arnoldo Rubio, quien ahora reconoce el SAFE al nuevo representante de los trabajadores estatales.

El sábado 14 de mayo, el gobernador Enrique Alfaro anunció el esperado aumento salarial a los burócratas, «Mi reconocimiento a Enrique Ibarra Pedroza, al secretario general de los Sindicatos Autónomos Federados, José Miguel Cisneros, y a cada autoridad detrás de esta ruta», reconocía el mandatario.

Pero, lo que no decía el gobernador Alfaro es que, hubo reuniones previas con los representantes de FESIJAL y las negociaciones no prosperaron por considerar los líderes sindicales que el aumento propuesto por el secretario de gobierno, de 750 pesos, era insuficiente ante la inflación.

Esa fue la razón por la que el aumento de sueldo no fue anunciado el primero de mayo por el gobernador.

Una vez que anunciaron a SAFE como la federación mayoritaria, se firmó el acuerdo de aumento de sueldo en 700 peso, es decir, 50 pesos menos que lo originalmente propuesto por el mismo gobierno inicialmente.

«Este es otro gran paso que ha sido gracias, en muchos sentidos, a la capacidad y gestión de líderes sindicales y al gran esfuerzo que hemos hecho para construir nuevos equilibrios internos», decía el gobernador.

Enrique Alfaro no mentía, empezaba a trabajar a su favor el nuevo «equilibrio interno» que había impuesto.

El lunes 16 de mayo, el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, colocó la primera piedra de lo que será la cuarta Unidad de Medicina Familiar del IPEJAL.

En ese acto, Héctor Pizano, director de IPEJAL, no desaprovechó la oportunidad y mencionó a Leonardo Cisneros como el representante de los trabajadores y habló de la presencia de los integrantes del Consejo Directivo del IPEJAL, aunque nunca se convocó al representante legal de los trabajadores ante el instituto, Juan José Hernández Rodríguez, secretario general de FESIJAL, pues su nombramiento es por tres años y aún no concluye su periodo.

Ante la determinación del gobierno de Jalisco de deshacerse de la FESIJAL como Federación mayoritaria, los trabajadores afiliados a FESIJAL, más de 40 mil, han decidido continuar manifestándose, mientras los recursos legales interpuestos para frenar las ilegalidades realizadas por la administración estatal, se resuelven de acuerdo a la ley.

Es increíble lo que sucede en Jalisco cuando unos cuantos deciden torcer la ley, buscando pisotear la voluntad de la mayoría… Y lo peor, que existan «líderes sindicales» que se presten a ello.

Regresr a la lista

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.