OPINIÓN

Lo dicho por Enrique Alfaro genera un vacío de autoridad en la Fiscalía del Estado

Las declaraciones que el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, ha hecho los últimos días tratando de salir de su problema de credibilidad en cuanto a justicia, han generado un vacío de poder como no se había dado en la era moderna de Jalisco

Y es que, pareciera que el mandatario Estatal pretende apagar el fuego con gasolina,

El asesinato de Giovanni López a manos de policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, fue muy mal manejado por parte de la Fiscalía del Estado, una «carpeta de investigación» que en un mes no generó nada, unos policías municipales señalados que siguieron «trabajando» de policías, un alcalde que no fue interrogado y un Fiscal que no estuvo a la altura para sostener una investigación de crimen de estado.

Pero también, un Coordinador de Seguridad intrascendente, innecesario, que no coordina nada.

Hasta aquí, sólo aplicar la ley, arrestar a los responsables y mostrar empatía con la familia hubiera ayudado mucho.

Las marchas de protesta por parte de la sociedad civil, después de conocer el caso de Giovanni vía LatinUS, luego de un mes del asesinato, terminaron en un enfrentamiento entre Policías mal preparados y algunos violentos manifestantes, la mayoría de los arrestados ese día no fueron los agresores, fueron participantes que recibieron agresiones y mal trato de los «valientes» policías que atacaron en jauría.

La molestia social, que se hubiera enfrentado con la aplicación de la ley, arrestando a los responsables y mostrando empatía con la familia; se evadió hablando de infiltrados pertenecientes del partido político MORENA, involucrando al Presidente de México sin pruebas y mintiendo respecto al actuar de la Policía Estatal y de Guadalajara, cuando las evidencias en redes sociales – las mismas redes sociales que el Gobernador ha sabido manipular -, le desmentían abrumadoramente.

Para el viernes, más de 20 Agentes investigadores, armados con tablas, tubos y hasta palos de golf, subidos en camionetas sin placas, se dedicaron a realizar la desaparición forzada a jóvenes que trataban de acercarse a la manifestación de Calle 14, o a quienes esperaban el camión.

No hay cifras oficiales sobre a cuántos jóvenes detuvieron, porque aunque muchos de esos jóvenes fueron metidos al edificio de la FE de la Calle 14, no fueron registrados oficialmente como detenidos.

Los amigos, familiares y compañeros de los desaparecidos por los Agentes investigadores de la Fiscalía de Jalisco, hicieron sonar la alarma de lo que sucedió esa tarde – noche.

A las 10:37 de la noche de ese viernes, el Gobernador de Jalisco, apareció en redes sociales -como siempre que busca pontificar y no ser cuestionado -, y comentó: «La instrucción que yo di fue actuar con sensatez, con prudencia y hoy un grupo de personas de la Fiscalía del Estado de Jalisco desacató mis instrucciones y actuó de una manera irresponsable y brutal que no va a ser perdonada.

Vamos a ir con todo el peso de la ley contra quien haya sido responsable, como ya lo hicimos en el caso de Ixtlahuacán y, aunque vivimos momentos turbulentos, nada justifica el uso excesivo de la fuerza. No habrá consideraciones.

Con esas acciones se violentó mi instrucción de no cometer excesos y actuar siempre respetando los derechos humanos. Es verdaderamente frustrante que, después de todo lo que hemos aguantado para defender Jalisco, por la irresponsabilidad de alguien tengamos que salir a corregir sus errores. Los presuntos responsables de las actuaciones afuera de la fiscalía están bajo custodia y como ya lo dijimos tendrán que responder ante la justicia. Caiga quien caiga», escribió Enrique Alfaro.

Para el sábado, el Gobernador dijo en un vídeo, «Mi instrucción fue no usar la violencia, mantener actitud de contención (en las manifestaciones). Esta instrucción fue desacatada por este grupo que atacó a estos jóvenes. ¿Quién dio la instrucción? No fue el Fiscal del Estado. Tenemos la obligación de investigar si esta instrucción surgió de algún lado que tenga que ver con grupos de la delincuencia”, dijo Enrique Alfaro.

Según lo dicho en ese vídeo por el Gobernador, Jalisco está siendo objeto de una embestida para su desestabilización.

Ese mismo sábado, familiares de quien se desempeñara como director operativo de la policía investigadora de la Fiscalía General del Estado, Salvador Perea Rodríguez, dijeron estar preocupados por la manera en que el elemento, quien se desempeñaba en la estructura de seguridad pública estatal bajo la clave J3, fue detenido.

Según el dicho de los familiares, «por acatar las órdenes superiores durante una de las múltiples manifestaciones de esta semana», aseguraron que desde ese momento quedó incomunicado.

A decir del abogado defensor, Lic. Oscar Arturo Díaz Torrejón, lo que se hizo con el mando policiaco, «Es totalmente fuera del derecho, violentando completamente sus derechos de defensa y derechos humanos».

Para el defensor de Salvador Perea, «Es increíble como el Gobernador y el Fiscal están procediendo de una manera muy desleal, se quieren lavar las manos y culpar a personas que lo único que hicieron fue acatar las órdenes que ellos mismos les dieron».

El mismo sábado, circulaban en redes sociales, imágenes de Agentes Investigadores reunidos en el helipuerto de Casa Jalisco recibiendo instrucciones. En la Fiscalía del Estado se manifestaban familiares de los dos Agentes Investigadores detenidos.

Este martes 9 de junio, el Gobernador de Jalisco dice que hay que darle vuelta a la página en este asunto, sin embargo, queda mucho por aclarar.

¿Por qué no se había procesado a los policías municipales que mataron a Giovanni López? ¿Quién los protegió?¿Dónde están las pruebas de que MORENA es responsable de la violencia en la marcha del Palacio de Gobierno?¿Quién organizó la estrategia de desaparición forzada del viernes en Calle 14? ¿Quiénes son los más de 20 Agentes investigadores que participaron en el operativo? ¿Por qué no los han detenido?¿Por qué los Agentes investigadores leales al Fiscal no los detuvieron?

Si grupos de la delincuencia están infiltrados en la Fiscalía del Estado, ¿Por qué sigue Gerardo Octavio Solís al frente?¿Por qué no ha pedido el Gobernador de Jalisco al Ejército Mexicano tome control de la Fiscalía?

Si el Gobernador de Jalisco fue traicionado desde la Fiscalía del Estado, ¿Podrá seguir confiando en ellos?

Si Fiscal traicionó a los Agentes Investigadores, ¿Podrá confiar en ellos?

El vacío de autoridad que se generó el fin de semana en la Fiscalía del Estado será ocupado por alguien… Para bien o para mal.

Mientras tanto los ciudadanos, ¿En quién podemos confiar?

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *