TEMA

¿Cómo sería la nueva red social mexicana de López Obrador?

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se pronunció a favor de crear una red social que funcione al interior del país para evitar que los ciudadanos sufran algún tipo de censura por parte de prestadores de servicios tecnológicos como Facebook.

Luego de que el tema de la censura y la privacidad en redes se haya convertido en tendencia por las actuaciones de empresas como Twitter al cerrar la cuenta del presidente Donald Trump y WhatsApp con sus nuevas políticas de seguridad, el Gobierno de México analiza la posibilidad de iniciar su propia red social.

Durante la conferencia del 11 de enero, López Obrador expresó que el tema de las redes «nos importa mucho, nos importa mucho la libertad». En este sentido apuntó que podría encomendar la tarea de crear una nueva plataforma al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y a otras dependencias de su Gobierno.

«No descartamos que el Conacyt, como lo planteas, la Secretaría de Gobernación, la Consejería Jurídica, la misma Secretaría de Relaciones Exteriores. Todos, la Secretaría de Comunicaciones, que se busquen opciones, alternativas. Aclaro, para garantizar la libertad, por la libertad, para que en México no haya censura, un país sin censura. México, país de libertades», subrayó.


Por otra parte, criticó que empresas como Facebook y Twitter se erijan como la «institución mundial —por sus alcances— de la censura, como la Santa Inquisición de nuestros tiempos, en lo que corresponde a las redes sociales. Eso no se puede aceptar, no se puede permitir, porque va contra la libertad».

Un Facebookóatl: ¿es posible una red social mexicana?

En su relativo corto tiempo de vida, redes sociales como Facebook y Twitter ya han puesto contra las cuerdas a los Gobiernos del mundo. Por ello, pensar en que haya contrapesos al interior de cada país suena un poco complicado, mas no imposible. En 2013, el Gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner lanzó FacePopular, una red social de alcance regional que pretendía ser una alternativa a la empresa de Mark Zuckerberg. No lo logró, pero continúa con vida casi ocho años después.

En este contexto, expertos consideran que sí es posible la creación de una red social mexicana; incluso, algunos la calificaron como una oportunidad histórica para que el país tenga independencia tecnológica de las trasnacionales que controlan la comunicación a nivel mundial.

Ramón Ramón Sánchez, consultor en política tecnológica y comunicación, apuntó que si México generara su propia red social sería un referente internacional; pues aseguró que actualmente la tecnología está en manos de multinacionales en lugar de la ciudadanía y que, en este sentido, ellos controlan los sistemas de información y las redes de comunicación.

«Hemos dejado que sean las empresas transnacionales las que decidan si hay o no censura y eso es muy peligroso. ¿Qué pasa si mañana Twitter dice que AMLO publica cosas que no le gustan a esa red social, si el presidente de Twitter censura al presidente de México elegido democráticamente? Como hemos renunciado a nuestra soberanía tecnológica y hemos dejado nuestras herramientas de comunicación, incluso nuestros sistemas de información, en manos de transnacionales con intereses privados, estamos renunciando a nuestra libertad de expresión», alertó Ramón Sánchez en su dialogo con Milenio.

En tanto, Rubén Darío Vázquez Romero, analista tecnológico y columnista de la revista Forbes, puntualizó que la propuesta del presidente López Obrador es totalmente viable, dado que «sería un ejercicio democrático muy interesante, ya que sería una red más libre. Es una gran oportunidad para demostrar la apertura al diálogo, con la construcción de estos espacios libres de opinión».

Sin embargo, para Raúl Luna, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y director de Nómada Digital, se deberá establecer claramente qué tipo de plataforma será, pues «su función no sería plantarles cara [a Facebook y Twitter], el presidente lo que busca es que no haya censura, sino para comunicar sus mensajes».

Hackers y oposición: ¿los puntos débiles de una red social mexicana?

El mundo virtual se ha convertido en un mundo paralelo al nuestro, con reglas de funcionamiento muy similares a las que tenemos en el plano offline. Por lo tanto, plantear una nueva red social mexicana deberá tener en cuenta aspectos como la seguridad cibernética o el respeto a la diversidad de ideas.

Guillermo Pérezbolde, director general de la Agencia Reputation Digital Institute, explica que el Gobierno Federal deberá invertir en servidores de almacenamiento y candados de seguridad para proteger a la red social mexicana de hackers.

«El proteger la información y la plataforma será lo caro porque tendrían que hospedarla en servidores muy seguros con todos los certificados en un esquema de nube, donde no esté alojada en un solo servidor, sino en varios», apuntó.

Con información de Sputnik

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *